Principios Guias

Los principios que guían el trabajo se pueden resumir en las siguientes palabras:

• Garantizar el nivel más apropiado de los estándares de calidad de los cuidados;

• Orientar los servicios de salud a una lógica de continuidad asistencial entre hospital y territorio;

• Aplicar los métodos y las herramientas de la E.C. para favorecer de un lado una participación activa de las comunidades a la planificación de los servicios, y del otro la fiabilidad de los datos epidemiológicos relativos al área de intervención;

• Evaluar la calidad, total y específica, de las actividades no principalmente en término de número e intensidad de procedimientos, sino específicamente haciendo referencia a los indicadores claves de la E.C. (capacidad de seguimiento, de los problemas y las personas para minimización del abandono: comprendido como el análisis de las causas por las cuales una persona decide “abandonar” un tratamiento o una recomendación médica, enfoque sobre la evitabilidad de los eventos prevenibles: comprendida como la noción de que algunos problemas de salud y sobre todo algunos eventos fatales podrían ser evitados si se pone en marcha una intervención adecuada;
diálogo en todos los niveles y con todos los actores que intervienen en el proceso, teniendo a la comunidad como centro, aplicación de la equidad en la utilización de los recursos y elección de áreas de intervención: entendida como dar más a quien más necesita, sean personas o comunidades;
Medir, entendido como dar visibilidad a los problemas.